Fabada asturiana 1 kg

Descripción breve:
Fabada asturiana Legumbre nacional. Marca: Productos Grueso. Peso neto: 1 kg Envasada al vacío en sobre etiquetado de plástico transparente.
Precio: 15,90 €
Todos los precios tienen el IVA incluido


Historia de la Fabada:

El consumo de "fabes" se remonta en Asturias alsiglo XVI, en el que se sabe con certeza que se plantaba en el territorio yalgunas de ellas se consumían. La variedad que se emplea en la fabada es la quese denomina "de la Granja", es una variedad suave y mantecosaapropiada para este plato. El cultivo de esta variedad ocupa en Asturias cercade 2500 hectáreas. La receta de la fabada revela un origen humilde pues losingredientes así lo muestran. Los estudiosos mencionan que pudo haber nacido lafabada ya en el siglo XVIII aunque no hay evidencias que apoyenesta afirmación, hay que considerar que a pesar de que las fabas son uningrediente puramente rural, se tiene la creencia de que la fabada nace en lasciudades. No existen referenciasescritas literarias sobre las fabas en ninguna de las obras, una de las másconocidas: La Regenta no la menciona a pesar de hacer undescripción exhaustiva de las costumbres de la región. Otros autores mencionansu parecido con la cassoulet del Languedoc procedente de la cocina francesa que podría haber llegado a Españagracias al camino de Santiago vía la ruta francesa enla época de la Edad Media.

La primera referencia escrita a la fabada aparece en undiario asturiano de Gijón denominado "El Comercio" elaño 1884 a pesar de ello no menciona la receta.las apariciones posteriores en la literatura culinaria asturiana relacionan elplato con elpote asturiano, autores como Armando Palacio Valdés al describir las características delos pastores asturianos en su obra "Sinfonía Pastoral" (1931) no menciona elplato. Según la investigación dediferentes expertos8 la fabada nace en un periodo nodeterminado entre el siglo XIX y XX. Algunos autores se inclinan más por el siglo XX. Hoy en día es sin embargo ya un platoconocido, no sólo en Asturias sino que en todo el territorioespañol. Aparecen recetas en la literatura de comienzo de siglo.

La fabada está hecha con alubias blancas (Phaseolus vulgaris)secas puestas a remojo durante varias horas antes de lacocción,existen muchas variedades asturianas, no obstante algunas variedades como la"Faba asturiana" tienen denominación deorigen [2] conla que se regula a cerca de 300 productores. En España es sin embargo asociadala faba con el "judión de la Granja" (las "fabas dela granja" también se usan para cocinar este plato). Sea como fuere, secomercializa seca y debe ser puesta a remojo en agua fría, justo que las cubra,unas horas antes de ser cocinada (a poder ser, el día antes por la noche). Comoregla nemotécnica,Asturias es fría, del norte (de España), luego a les fabes se le echa aguafría, mientras que los garbanzos son de León, al sur (de Asturias), de climacaluroso en verano, luego se les echa agua caliente.

La cocción dura entre cinco y ocho horas dependiendo de lavariedad y antigüedad de la faba, debe ser con la tapadera a medio poner, lacocción debe ser suave, no violenta, y se debe romper el hervor con pequeñas cantidadesde agua fría (a esta operación se le dice que "asusta" o que"plasma" las fabas). Durante la cocción no debe removerse coninstrumento alguno las fabas, basta con mover la olla periódicamente (con uncuarto de hora basta). Las fabes bien cocidas se notan por estar tiernas (tiernes)y enteras (enteres) y sobre todo que no se note la piel ocutícula quelas rodea. Desde el punto de vista nutricional las fabas aportan fibra e hidratos de carbono


Por razones de higiene y calidad, envasamos estas legumbres al vacío, la forma más idónea de conservar los alimentos, ya que mantiene sus propiedades intactas, protege su aroma y sabor y evita que el producto absorba la humedad u olores del ambiente.